Ventanas a la experimentación audiovisual en tiempos de Coronavirus (curso 2019-2020)

Profesor: Manuel Pérez Bañez

El Departamento de Dibujo del IEDA participa una vez más, como cada curso,   en el Programa ComunicA  a través de la asignatura de Cultura Audiovisual  en cuyo temario del primer y segundo curso podemos encontrar  vínculos y correspondencias evidentes con las distintas líneas de trabajo  de este programa, en especial todas  las referidas  a la alfabetización audiovisual. En verdad, casi  cualquiera de las tareas  de estas  dos  asignaturas  podrían encajar en algunos de los distintos frentes del programa, desde el tema de la oralidad hasta la lectura-escritura creativa.  Algunas ya fueron referenciadas ene ste blog en cursos pasados  tales como   el Código Fuente Audiovisual o las     Audioguías  Didácticas para un Museo de Arte.

Así que  para este curso nuestra participación en ComunicA va a centrase en «Ventanas 9:45»   en  la  asignatura  de Cultura Audiovisual I del Bachillerato de Artes.

«Ventanas 9:45»

El proyecto final de curso  para mi alumnado en mis asignaturas de Cultura Audiovisual I  consiste en la realización de  un corto  titulado genéricamente «Ventanas 9:45»  (que no ha podido  venir más a propósito  en estos días de confinamiento) en base a unos requisitos comunes que se deben cumplir.  Para realizar dicho corto el alumnado en tareas y prácticas    previas ha trabajado  tanto el concepto de guion técnico y literario  como el story board  pasando evidentemente por  la alfabetización audiovisual y un repaso  a la historia e hitos del cine.
Pero antes que nada,  tal vez convenga  hacer un poco de historia para citar  los referentes audiovisuales de este proyecto.

20226878

En 1954 el gran Alfred Hitchcock filmó una de sus más célebres películas, un clásico del cine. Nos referimos a Rear Window ( en castellano «La Ventana indiscreta«). En ella cuenta cómo un reportero fotográfico (interpretado por James Stewart) se ve obligado a permanecer en reposo (llamémosle con la palabra ahora de moda «confinado»)  con una pierna escayolada. A pesar de la compañía de su novia (Grace Kelly) y de su enfermera (Ritter), procura escapar al tedio observando desde la ventana de su apartamento con unos prismáticos lo que ocurre a través de las ventanas en las viviendas de enfrente, hasta que empieza a observar cosas raras en una de ellas y a obsesionarse con el tema.

Otro referente es  la película Four Rooms (1995)  dirigida coralmente por cuatro reconocidos directores (Allison Anders, Alexandre Rockwell, Robert Rodriguez y Quentin Tarantino)  que  narra cuatro  historias simultáneas que suceden en cuatro habitaciones respectivas de un hotel,  siendo el botones, que es continuamente solicitado por los ocupantes de cuatro habitaciones (uno de ellos nuestro actor malagueño Antonio Banderas, en una de sus primeras incursiones hollywoodiense), el nexo de unión de todas ellas.

001_m

Igualmente, a través de la tarea antes mencionada se les compartió cortometrajes ya realizados  con un cierto vínculo argumental con nuestra propuesta mediante la interesante  y atractiva  herramienta  Thinglink,  presentando un bloque de pisos con ventanas que son en realidad enlaces a historias que podrían suceder   en forma de cortometrajes escogidos.

Tomando estos referentes  argumentales y temáticos  como inspiración y punto de partida ,  se  retoma  (porque ya se propuso hace un par de cursos un proyecto similar)   este  experimento audiovisual renombrado bajo la  propuesta de Mi cortometraje de ficción  como última tarea del trimestre y del curso para Cultura Audiovisual I ,  en cierta forma  como «proyecto final de curso»   para que el alumnado demostrase sus conocimientos adquiridos en lenguaje cinematográfico y en materia de edición y montaje de vídeo, imaginando una historia que pudiera suceder tras una ventana un día cualquiera de primavera por la mañana al levantarse o durante el desayuno… que pensara en la forma en que puede rodar dicha historia, su historia, la que ha imaginado tras una ventana. La idea es que todos los cortos tuviesen un arranque común (una hora concreta) y un nexo de conexión  (la ventana) por lo que finalmente todos los relatos tendrían un vínculo argumental.  La situación de  confinamiento por el covid-19   propicia  además bastantes motivos  argumentales. Estos nexos de conexión espacio-temporales   hacen pensar en esa «simultaneidad» de historias que sucedían en la película «Four Rooms».

El corto,  por tanto, debía ajustarse a las siguientes bases , descritas en la tara antes reseñada.

1. La temática y género ( ficción, drama, comedia, terror, ciencia-ficción, etc.) es libre siempre y cuando respete los requisitos sobre el proyecto «Ventanas».

2. La acción transcurre en una casa o el  interior de un piso cualquiera de un bloque de una barriada cualquiera de clase media. En todo caso  la única conexión con el exterior siempre sería la ventana

3.  Es una mañana de primavera  (por las fechas previsibles de realización de la tarea).  Previsiblemente -aunque no obligatorio- los protagonistas se despiertan o se disponen a tomar el desayuno. Hace buen tiempo si aparece algún plano del exterior. En algún momento del corto debe aparecer la hora 9:45 ( bien en un reloj de pulsera, de pared, sonando un despertador marcando dicha hora, a través de la pantalla de un móvil, etc.).

4. En algún momento del corto debe aparecer o ser protagonista una ventana del piso o de la casa  (o en su defecto, un balcón o una terraza ) que da al exterior o bien, como en uno de los cortos que te mostramos más abajo, aparezca desde el exterior para introducir al espectador en la escena o piso.

4. Duración:  El corto final debería tener una duración entre 3 minutos y de 5 minutos.

A continuación, a modo de «sesión continua» compartiré una selección de los cortos que fueron recepcionados, en algunos casos se enlaza a la publicación original de los blogs del alumnado  donde cuentan interesantes pormenores de  su realización.  Los dos primeros son de  un curso anterior donde también se propuso este proyecto final de curso.

Empieza la sesión con  Beatriz que  desde Lucena (Córdoba) nos presenta «Echándonos de menos»,   su corto,  con la siguiente sinopsis:

La historia refleja el día a día de millones de personas que se sienten como la protagonista, nos hemos visto obligados a quedarnos en casa por esta pandemia, el trabajar desde casa, leer un libro, las videollamadas con los seres queridos, acciones que repetimos todos los días en este confinamiento, extrañamos y valoramos lo que hace algo más de un mes era nuestra vida, pero volveremos a besarnos.

 

Su guión técnico  puede verse a través de este enlace. Así de ilusionada cuenta su experiencia tras realizar esta tarea:

Es una tarea muy atractiva, te saca de tu zona de confort ya que tienes que implicarte al máximo en ella y como ha sido en mi caso, ejercer incluso como actriz, te ayuda a aprender a la hora de cuando encuentras alguna complicación, por ejemplo como en los planos,  hace que busques cual quedaría mejor, cuál sería el más adecuado, hace que juegues con la imaginación. En mi caso, no dispongo de material, como por ejemplo un trípode, ni un palo selfie, que me habría ayudado mucho, pero al no tener he tenido que hacer malabares para poder colocar el móvil en sitios concretos para poder tomar la mejor imagen. Sin duda ha sido una tarea de lo más interesante.

 

Continuamos  la sesión  con el corto de la la almeriense  Patricia Ruiz-Ruano donde vemos que  un hombre despierta, tras una noche en la que se ha quedado dormido mientras leía  y se pone a filosofar….

Y nos pasamos  a Granada con la curiosa e inquietante propuesta de Violeta Saíz:  

Una habitación a oscuras que enseña un recorrido desde la cama hasta una ventana con la persiana echada. Al abrirse, una persona se despierta.
Acompañamos a la persona en un recorrido de nostalgia, rutina y soledad, donde se suceden planos de su mañana: un café, una curiosa conversación en el suelo, y planos en los que no cesa la aparición de un ventana abierta, fotografías y barrotes, que culminará con su cierre y vuelta a la penumbra principal.

Y así narra  Violeta  la  experiencia  en su valoración personal:

La verdad es que me ha encantado el trabajo. Hacía tiempo, es decir, años, que no grababa ni editaba ningún vídeo -al menos en condiciones- y la verdad es que ya había olvidado lo entretenido que era, especialmente la postproducción, que aunque sí es cierto que siempre es la parte más densa, a mi parecer también es a la que se le saca más «jugo», donde puedes realmente crear un buen material, atendiendo cada detalle al margen de la calidad originaria, y donde realmente vas formando tu pequeño corto y viéndolo crecer.

En definitiva,  este trabajo me ha vuelto a abrir las ganas de grabar y editar,  así que es posible que al finalizar el curso saque algo de tiempo para hacer un trabajo más cuidado y de mejor calidad: esto quiere decir básicamente que no sea con la cámara del móvil, todo sea dicho.
Pero en fin,  la verdad es que ha sido todo un placer poder hacerlo, más por el disfrute personal, y me parece que no podría haber mejor trabajo para finalizar este trimestre dedicado al cine y, como no, como fin del curso de 1º de Bachillerato de Artes.

 

De Almería nos pasamos a Cádiz con Lorena

El siguiente es un corto introspectivo, de factura experimental y que se sale un poco del guion y  de la narrativa del resto,  con  una voz en off,  sin actores ni actrices,  dejando que los objetos de su terraza  y las sensaciones  cuenten lo que su autora,  la alumna sevillana  Luz Ramírez, quiso contar en «Soledad».   Es tan magnífico y poético el resultado que  consigue emocionar.

También especial es la propuesta de Esteban, alumno que compagina sus estudios en el IEDA con  sus clases de Violonchelo en el  Conservatorio de Música. No me puedo resistir a compartir las bonitas palabras con las que presenta su corto:

Este cortometraje ha sido mi última tarea de Cultura Audiovisual. Ante nada decir que me he divertido mucho grabando las tomas para este corto, que no es demasiado largo pero muestra el gran trabajo de mi hermano en grabación y mi padre y yo en montaje.

He optado por el cine mudo, quiero que antes que palabras, el corto se vea con sonidos, tanto los pájaros, como el sonido del café y finalmente de mi violonchelo. Me parece mucho más bonito el acercamiento al sonido antes que a la palabra en un corto y creo que ha sido mi gran oportunidad para poder desarrollar este tipo de efectos cinematográficos.

He finalizado mi asignatura de primero de bachillerato, y ante todo me siento agradecido. […]

Creo que todo el mundo debería tener la oportunidad de aprender de esta increíble asignatura y descubrir este nuevo mundo que yo he conocido este año.

Nos trasladamos ahora a Jaén para disfrutar de la propuesta de  «Ventanas» de José Ignacio

Sinopsis: Son las 9:45 de la mañana, todo a oscuras, suena el despertador, el protagonista sale de la cama y lo apaga. Entre bostezos, levanta la persiana y asoma por la ventana, viendo solecito, una mañana perfecta de primavera. Aun con pereza, se dispone a desayunar a la cocina y tras ello a la ducha. Así son todas las mañanas de nuestro protagonista.

Seguimos el recorrido cinematográfico   en la provincia de Málaga  con Laura que también dedica su corto al «Confinamiento»

Con Ingrid nos trasladamos a un apartamento de Sevilla  para ver su corto «Una aburrida mañana de domingo» y así nos lo presenta:

SINOPSIS : 9:45 h. Una persona de la cual solo se ven las manos se dispone a desayunar un café y unas tostadas. No hay mucho qué hacer, es un piso de interior, es domingo y no hay nadie más despierto en casa, hay silencio….

 

Así resume su experiencia  con la tarea y con el curso, ya que es la última:

Sobre esta tarea, una vez más he disfrutado realizándola. No he encontrado grandes dificultades, quizá algunos problemas técnicos a la hora de pasar las imágenes al ordenador pero nada más. Y sobre el curso, la verdad es que ha sido genial haber aprendido tantas cosas que no sabía, y lo que me queda por aprender. Esta asignatura es de mis favoritas, por no decir que mi preferida. Da un poco de pena no seguir esta misma rutina ahora que me había acostumbrado, pero también es bueno descansar y volver con fuerzas. Lo que se suele decir, afilar el hacha…

Y para cerrar,  el trabajo de Sergio Blasco, donde él mismo cuenta o presenta  su corto:

este corto es el resultado de una idea o, más bien, mi punto de vista de como afrontamos diariamente el comienzo de un nuevo día, desde el interior de una casa, en un bloque de pisos y en un barrio cualquiera.
Siguiendo los requisitos que se proponen en este proyecto, es ” la ventana”  el elemento que desencadena la acción en mi historia

 

Pero  es especialmente significativa su reflexión o valoración personal, enviada a través de nuestra plataforma y que me satisface enormemente compartir  -con su permiso, claro está-   haciéndome reflexionar  al final sobre lo importante que es la alfabetización audiovisual.

“Observando retrospectivamente  todas las tareas de este segundo trimestre llego a la conclusión de que mi idea o mi perspectiva de lo que significa hacer cine ha cambiado.
Siempre desde una posición de espectador, me he dado cuenta de lo tremendamente complicado que es hacer cine, o en su caso, de cualquier expresión audiovisual, y el trabajo que debe de llevar el realizar un guión, una puesta en escena, secuencias, filmaciones, decorados,  etc.  Al igual que la música, elemento fundamental, que ligado a la imagen te hace cambiar la percepción de las cosas.

Anteriormente a estas tareas, me ha sido totalmente desconocido el coger una cámara y no usarla como tal. El usarla en modo vídeo ha sido para mí una grata experiencia que pondré en práctica siempre que se preste la ocasión, como en eventos familiares y de amigos…

Como conclusión y viendo las entradas de mi blog , que reconozco que está cogiendo forma, tengo la sensación de que he  trabajado mucho y que lo más importante es que se he ganado en conocimientos y en aprendizaje, por lo que mi valoración final es muy positiva”.
(Sergio Blasco)

Concepto este  -para concluir este recorrido audiovisual-   de la alfabetización audiovisual que ha ido tomando cada vez más relevancia  en los  programas educativos y en proyectos colaborativos  (como Cero en Conducta EducortosContamos con eMotion por citar algunos que como docente  con mayor interés)   y que  se ha ido extendiendo más allá de los ámbitos cinematográficos o profesionales de los medios de comunicación, designando el conocimiento, las habilidades y competencias que requiere hoy día cualquier ciudadano para interpretar de forma crítica los medios de comunicación, conociendo su lenguaje y gramática así como sus distintos recursos creativos en el campo de la imagen, la música o el vídeo que puedan permitirle no solo entender e interpretar con dichos medios su propia realidad, sino tener también los suficientes recursos y conocimientos para dar forma a productos audiovisuales propios.

Autor: manuelprofeieda

Deambulante de la blogosfera y profesor de arte en el IEDA

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: